El silencio

28 de diciembre del 2019

silencio

¿Que es el silencio? ¿qué significa para ti? ¿lo practicas? ¿que te aporta? ¿crees que el silencio es igual a soledad?

Segun Wikipedia: el silencio es la ausencia total del sonido. También significa abstención de hablar, en el ámbito de la comunicación humana. Y, sin embargo, que no haya sonido alguno no siempre quiere decir que no haya comunicación. El silencio ayuda en pausas reflexivas que sirven para tener más claridad de los actos.

El silencio es igual de importante que el sonido, porque sin sonido no se podrían hacer silencios

Estamos expuestos a una gran cantidad de ruido y estímulos sensoriales que nos afectan negativamente, a veces, sin ser conscientes de ello.

A parte del ruido que se da en el exterior, como puede ser un tráfico de vehículos constante, existe el que hay en muchos lugares de trabajo, sobre todo en los que se trabaja con maquinaria, así como en aquellos trabajos en los que las personas han de mantener una comunicación verbal continua, de tu a tu, vía telefónica o telemática. El elevado tono de voz que se genera en restaurantes, bares, grandes comercios, cada uno además, con su música de fondo, televisión… Así como el volumen del los tonos de voz de los niños en el aula de un colegio, su mobiliario al tener que mover los  mismos para realizar las distintas actividades.

Estos son sólo unos pocos ejemplos, pero es que además, nosotros mismos, puede ser que por costumbre, conducimos el coche escuchando la radio o música, solo por oír algo de fondo que nos acompañe, o caminamos escuchando algo con auriculares. Llegamos a casa, encendemos la televisión, y tal vez no la miramos, pero allí está de fondo y le sumamos la máquina de lavar o el cacharreo al cocinar.

Hay quien se ha acostumbrado tanto a tener ruido externo e interno que le cuesta lidiar con un momento de silencio. ¿Te ha pasado alguna vez?

Recuerdo que hace unos años vivía en una calle bastante transitada, pero que excepto en algunos momentos puntuales, para mi era hasta tranquila. La sorpresa para mí cuando me mudé a una zona más tranquila, es que por las noches, el silencio de la zona ¡me despertaba! Pues sí, allí me di cuenta de lo expuestos que estamos al ruido.

Aparte del ruido externo, del que a veces, no podemos escapar, se nos puede añadir el ruido interno, es decir, el mental. El flujo de pensamientos que van y vienen, preocupaciones, o excesivas cargas que nos autoimponemos y que a veces, tanto cuestan de apaciguar.

No es que esto esté mal, porque evidentemente forma parte de nuestros quehaceres, pero después de toooodo un día, ¿cuantos momentos de silencio nos hemos permitido?

Todo y que poco a poco la sociedad se va dando cuenta de lo importante que es dedicarse un espacio al cuidado de uno mismo, personalmente creo, que no nos damos los suficientes espacios de silencio, ya no digo en nuestro tiempo libre, si no a lo largo del día. No nos han educado en el valor del silencio. A veces el comunicar a alguien que necesitas apartarte un momento para estar en silencio, genera preocupación o no es entendido. Y no digamos ya, si el que lo hace o lo pide es un niño.

flor-del-loto (1)¿Qué beneficios tiene la práctica del silencio?

  • Refuerza el sistema inmune
  • La respiración se suaviza
  • Ayuda a bajar la presión arterial
  • Calma el sistema nervioso
  • Alivia tensiones
  • Mejora el sueño
  • Mejora la memoria y el aprendizaje
  • Fomenta la creatividad
  • Fomenta la interiorización, y con ella la forma de afrontar las inquietudes
  • Equilibra el sistema energético corporal.
  • Conecta con el ser.

En 2008, mi percepción de lo que significaba el silencio para mi fue la siguiente:

«El silencio, para mi, es un espacio de descanso. Cuando estoy y puedo tener silencio, mis sentidos se calman. Puedo sentir como mi cuerpo se relaja y mi actividad se vuelve más pausada, pero también, más atenta. En silencio y con silencio, puedo reflexionar y meditar sobre las cosas, con una visión más clara. Con silencio, respiro mejor y me encuentro mejor. Hago las cosas más a gusto.»

A esto le añado ahora: «la PAZ que se siente al practicar silencio en mi día a día. En el silencio se pueden escuchar los sutiles pero claros mensajes del corazón

Deberíamos buscar espacios de silencio cada día varias veces, como el beber agua, para cuidar de nuestra salud mental, emocional y física.

Instar a que cada vez, haya más espacios habilitados para poder estar en silencio, tanto en espacios públicos, como en privados, y muy especialmente en las escuelas. Habilitar un espacio donde la  práctica del silencio se pueda dar y sea cuidada como el mayor tesoro.

Om Shanti.

Margarita Martín